La Agenda del Nuevo Liberalismo

El liberalismo peruano ha ido cambiando a lo largo de las últimas dos décadas. Sus cuadros más jóvenes formaron sus ideas políticas durante los primeros años luego de la caída del gobierno de Fujimori, una época en donde la izquierda progresista dominaba la narrativa nacional. El mensaje de derechos humanos y democracia predominante en la época caló bien entre los jóvenes liberales peruanos, y hoy, década y media después, los liberales peruanos podemos decir que somos un movimiento moderno, que cree en el libre mercado y en los derechos humanos.

Esto, por supuesto, no siempre ha sido así. El recuerdo aún fresco de Mariella Balbi diciéndole a Alberto Pizango que “el país no puede parar” por los reclamos de algunos cuantos nativos amazónicos es difícil de borrar. La idea de que el liberalismo es una ideología fría, servil del “vil dinero”, que privilegia lo económico por sobre lo social, está muy difundida y los reclamos de “¿por qué con Venezuela no, pero con China sí?” abundan en Internet.

Lo cierto, sin embargo, es que el liberalismo peruano se está renovando y presentando una nueva cara, una nueva faceta que quizás por demasiado tiempo se ha mantenido oculta. El nuevo liberalismo no es lo mismo que el “neoliberalismo”. Este nuevo liberalismo, más bien, se renueva mirando hacia el pasado, hacia las raíces: liberales a la antigua, defensores de los ideales de libertad, igualdad y fraternidad que vieron nacer a nuestra forma de pensar, y herederos de la idea de que todos los humanos están dotados de derechos inalienables que han de ser garantizados por un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

No somos un grupo de robots económicos que quieren hacer crecer el PBI a como dé lugar. De hecho, casi ningún peruano lo es. En la última encuesta sobre percepción de los derechos humanos, apenas un mísero 12% estuvo de acuerdo con que el gobierno promueva el crecimiento económico a costa de los derechos humanos. En todo caso, los liberales de hoy, por lo general, no somos los que solemos estar en ese círculo. La evidencia habla por sí misma. En los últimos días, tanto la derecha como la izquierda tradicionales han fallado la prueba. Para ellos, queda claro, ciertos fines justifican la utilización de ciertos medios y el abandono de ciertos principios. En el caso de la derecha de Rafael Rey, Dante Bobadilla, Eugenio d’Medina y Ernesto Álvarez Miranda, el desarrollo, el crecimiento económico y los valores tradicionales bien valen la discriminación, la xenofobia y la homofobia de Donald Trump o las violaciones a los derechos humanos de Fujimori. Para la izquierda de Verónika Mendoza, Marisa Glave, Sigrid Bazán y Marco Arana, la “revolución”, la lucha contra la desigualdad y el fin del “capitalismo salvaje” bien valen los golpes de estado, las limitaciones a la libertad de expresión, las muertes y los fusilamientos de Chávez, Velasco y Castro.

Los liberales, en cambio, hemos mantenido nuestra consistencia. Si usamos como referencia los editoriales del Diario Altavoz, un diario fundado por liberales y con una línea editorial liberal, veremos que los liberales peruanos de hoy pasamos nuestras pruebas, sea con Trump, Castro, Fujimori, Chávez o incluso Xi Jinping. “La victoria de Donald Trump” –señaló el diario a inicios de mes – “ha sido un duro revés para quienes creemos en una sociedad libre”. Altavoz acusó al presidente electo de Estados Unidos de ser sexista, nacionalista y proteccionista, “males que parecíamos haber dejado atrás con el avance de la sociedad global y el humanismo”. El Editorial por el aniversario del 5 de abril, señaló que en ese día “los peruanos debemos recordar cómo el fujimorismo tiró al tacho el orden constitucional y democrático”, así como también “los crímenes que se cometieron durante el gobierno de Alberto Fujimori”. Hace pocos días, luego de la muerte de Fidel Castro, su Editorial llamó “repugnante” al dictador cubano, acusándolo de usar a los seres humanos como objetos prescindibles y señalando que “[l]a defensa de los derechos humanos no es ninguna idea romántica ni impracticable, sino que es la idea que está detrás de todas las sociedades prósperas de la Tierra”. Por último, su Editorial de 18 de noviembre criticó que el Congreso haya condecorado al Presidente de China, a quien llamó “el principal responsable de las violaciones de derechos humanos que sufren millones de personas todos los días de sus vidas”.

Este récord no es normal para la prensa peruana. La República, por ejemplo, diario líder de la izquierda, publicó un editorial sobre la muerte de Castro en donde las palabras “derechos humanos” no existen. Un diario más de derecha como Perú21, en cambio, dedicó su editorial sobre la elección de Trump básicamente a cómo reaccionarían los mercados, sin incluir ninguna mención a los problemas de derechos humanos que traerá su elección.

Los liberales de hoy no somos los liberales de antes. Tomándome un poco la libertad de hablar por la colectividad, me atrevo a decir que estamos dispuestos a asumir nuestro rol en la defensa de los derechos humanos; todos los derechos humanos, desde los civiles y políticos hasta los económicos, culturales y sociales. Este es un rol, además, que ni la izquierda “filo-revolucionaria” ni la derecha “mercantilista” pueden cumplir. A diferencia de la derecha, nosotros sí defendemos el matrimonio igualitario, la igualdad de género y la lucha contra la discriminación. A diferencia de la izquierda, nosotros defendemos el Estado limitado, la libertad de empresa y el libre comercio. Es posible defender una ideología que acepte ambos extremos del eje horizontal de la cuadrícula política y mantenga coherencia y consistencia. Esta ideología es el liberalismo y hemos venido a plantearla.  Hemos venido a regresar a nuestros orígenes; regresar a la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s