La Ley, el Derecho y Julio Guzmán

Si bien el 51% de peruanos está en contra de la exclusión de Guzmán, el 44% está a favor. Para ellos, “la ley es la ley” y Julio Guzmán la incumplió. Punto. La ley, sin embargo, es sólo una pequeña parte de un complejo sistema de normas y principios jerarquizados llamados “Derecho”. Para ese 44%, el Derecho es leer la ley y hacer lo que dice; nada más. Pero el Derecho es mucho más que eso. Pensemos sino en un semáforo malogrado. La ley dice que la luz roja significa “alto”. Pero si usted lleva ya 10 minutos parado frente al semáforo en una vía de un solo sentido, sólo leer “la ley” y hacer lo que ella dice no tiene sentido.

Si analizamos el mismo ejemplo a la luz del Derecho, no de la ley, el resultado será diferente. Un abogado se preguntaría cuál es el propósito de la regulación de tránsito y qué valor busca perseguir. Multar a una persona que no respeta una luz roja malograda no sería razonable teniendo en cuenta que el objetivo del Reglamento de Tránsito es facilitar y ordenar el derecho fundamental de los peruanos a la libertad de tránsito. Tener a un peruano inmovilizado en un semáforo malogrado indefinidamente sería un error de interpretación y la multa sería inválida.

El Derecho no es pues una ciencia exacta. Un abogado no presenta un escrito de la misma forma como un matemático resuelve una ecuación. Para el abogado, la respuesta correcta a una pregunta se encuentra en un umbral de corrección, desde lo más correcto hasta lo definitivamente incorrecto. Cómo llegar a lo “más correcto” implica utilizar una técnica –un rigor específico- llamado Derecho, que requiere mucho más que sólo “leer la ley”. El abogado interpreta la ley a la luz de sus objetivos, sus antecedentes y su lugar dentro del sistema jurídico mismo; la analiza en el marco de la razonabilidad y la proporcionalidad; la compara con otras normas y la explica en base a ciertos principios rectores. Esta es la esencia misma del Derecho. Resumir la labor del abogado en “la ley es la ley” es caer en el error del exceso de formalismo: ver al abogado como un robot que nos dice la respuesta a un problema jurídico de la misma forma como Siri nos dice dónde queda el restaurante más cercano.

Así entendido, el Derecho nos dice que sí, la ley es la ley, y Guzmán presentó tarde su modificación de estatutos. El Derecho, sin embargo, también nos dice que todos los involucrados en el partido decidieron reunirse para confirmar que lo que querían hacer era que Julio Guzmán sea su candidato y ningún miembro de TPP ha salido a decir que se siente perjudicado por eso ni que esta reunión no sucedió. El Derecho a su vez nos dice que a estas alturas la candidatura de Guzmán es ya una manifestación del derecho fundamental a la participación política de 30 millones de peruanos, que tienen derecho a elegir a un candidato que desde hace meses se encuentra en todas las encuestas. El Derecho nos dice, finalmente, que el objetivo de la ley electoral es facilitar y ordenar el derecho fundamental a la participación política, no crear obstáculos para que este se realice.

¿Significa esto que hay fraude? No. El problema con el JNE es mucho más sutil, precisamente porque lo que hizo es formalmente legal: El JNE, el máximo órgano de nuestra justicia electoral, leyó las leyes y llegó a la conclusión de que TPP no eligió bien a su candidato y no le permitió a su asamblea subsanar este error. Va a ser difícil poder determinar dónde se ubica esta interpretación en nuestro umbral de corrección. Algunos la encontraremos fuera de él, otros la encontrarán adentro, apenas raspando; y así podremos pasar meses discutiendo cuál es la ubicación correcta sin llegar a un acuerdo definitivo. Para mí, sin embargo, el problema central de este lamentable episodio no es si esta solución es la correcta o no. El problema es que, dada la forma como se desarrolló el caso, el JNE pudo elegir otra solución que evite poner en riesgo la legitimidad de nuestras elecciones y la fortaleza de nuestra democracia, pero que, en nombre del formalismo, no lo hizo. Ese es el verdadero problema con estas elecciones.

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s