Spotlight

spotlightSpotlight ha ganado el Óscar a la mejor película de 2015. Spotlight narra la historia del equipo de periodistas que desenmascaró el encubrimiento sistemático de violaciones de niños realizado por la Iglesia Católica en Boston, Estados Unidos. Esta investigación prendió una mecha que ya ha alcanzado cinco continentes y decenas de miles de niños.

Desde la publicación del reportaje, la respuesta de la Iglesia ha sido cuando menos insuficiente. Casos de abuso de menores y de encubrimiento de sacerdotes siguen ocurriendo en todo el mundo, incluyendo casos tan recientes como el de Luis Fernando Figari, descubierto apenas el año pasado en nuestro país. La respuesta de la Iglesia ha sido tan pobre que, en 2014, el Comité de las Naciones Unidas de los Derechos del Niño, acusó a la Santa Sede de haber “preferido sistemáticamente preservar la reputación de la Iglesia y proteger a los autores de dicho abuso, y no el interés superior del niño” (¶29). Así, el Comité se mostró seriamente preocupado porque la Santa Sede no había “reconocido el alcance de los delitos, ni adoptado las medidas necesarias para abordar los casos” adoptando, más bien, “políticas y prácticas que han permitido la continuación de dichos abusos por clérigos y la impunidad de los perpetradores” (¶43).

La Iglesia Católica es consciente de su culpabilidad. En más de un caso diversas archidiócesis han tranzado judicialmente para pagar daños a las víctimas de violaciones sexuales. Desde 1950, por ejemplo, la Archidiócesis de Los Ángeles ha pagado la astronómica suma de dos mil millones de dólares en reparaciones a sus víctimas.

Hasta ahora, muchas de las principales voces que reclaman un proceso de rendición de cuentas efectivo en la Iglesia Católica han sido no creyentes. En 2010, por ejemplo, Richard Dawkins y Christopher Hitchens intentaron infructuosamente demandar al Papa Benedicto XVI por delitos de lesa humanidad en el Reino Unido. La reacción de la Iglesia y sus fieles -al menos cuando yo traigo a colación estos temas- suele ser más bien en defensa del status quo: “Sí, se han cometido delitos en la Iglesia, pero el Papa está trabajando por resolver el problema. No puedes juzgar sólo lo malo, mira todo lo bueno que hace la Iglesia en el mundo”. Pero esta idea de que el Papa está trabajando en el tema suena cada vez más vacía con cada año que pasa. El Papa, el Papa anterior a él, el anterior a él, el anterior a él y el anterior a él vienen trabajando en este tema desde la década de los 60s sin resultados tangibles.

Esta actitud defensiva explica porque cada marzo cientos de miles de católicos peruanos salen a las calles a protestar contra el aborto en la Marcha por la Vida, pero ninguno de ellos ha marchado nunca para exigir a sus líderes religiosos verdaderas medidas en defensa de los niños – ¡de sus propios niños!

La oposición a los casos de violación sexual de menores no puede ser una causa no creyente ni puede ser vista como un “ataque” a la Iglesia Católica. Exigir que los funcionarios de la entidad que representa al dios de los católicos en la Tierra no viole sexualmente a los hijos menores de edad de los católicos es, por definición, una causa católica. La falta de protesta masiva en la comunidad católica frente a este tema es algo que sinceramente me sorprende y entristece.

Espero de todo corazón que Spotlight y el premio que acaba de ganar sirva como incentivo para que sean los propios católicos los que asuman esta causa con firmeza y determinación. Ansío poder ver un mundo en donde creyentes y no creyentes marchen juntos en defensa de los derechos de los niños.

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s