Julio Guzmán y el TLC con Israel

guzman 2

El primer gran bajón de la campaña de Julio Guzmán vino de la mano con la entrevista que brindó en Estados Unidos. Entre frases cuestionables (Los musulmanes no son un “riesgo” para el Perú) y afirmaciones patentemente equivocadas (la Alianza del Pacífico no es un bloque político alineado a Estados Unidos), un tema acaparó la atención de la discusión de manera especial: las relaciones del Perú con Israel.

En esta entrevista, Guzmán planteó la idea de que si se firma un TLC con Israel, el Perú ya no podría tomar una posición negativa en contra de Israel en el futuro, porque sería un socio comercial. Esta afirmación le costó a Guzmán más de una crítica. Recientemente, por ejemplo, la Revista Poder le preguntó si no le molesta firmar un TLC con un país que ataca a la población civil de Gaza de la forma como lo hace Israel. Guzmán respondió que China fusila a sus ciudadanos y no por eso hemos dejado de firmar un tratado con ellos.

guzman

El tema es que en el caso de Israel, las cosas son un poquito más complicadas. Después de todo, a raíz de la ocupación de Cisjordania, actualmente existen más de 200 asentamientos Israelíes dentro del territorio del Estado Palestino (que el Perú reconoce como independiente) en donde viven cerca de 750,000 israelíes.

Estos Settlements_allocated_land,_January-2012asentamientos (en rojo en la imagen) son ilegales bajo el Derecho Internacional Humanitario. El art. 49 de las Convenciones de Ginebra claramente establece que una Potencia ocupante “no podrá efectuar la evacuación o el traslado de una parte de la propia población civil al territorio por ella ocupado”. Esta posición es compartida por toda la comunidad internacional, incluyendo al mayor aliado de Israel, Estados Unidos. Así, de acuerdo con John Kerry, Secretario de Estado de Obama, estos asentamientos son “ilegítimos”.

Es por este motivo que los países que han celebrado ya TLCs con Israel han tenido mucho cuidado con regular detalladamente qué productos pueden ser considerados “israelíes” y qué productos no. Esto ya sucedió, por ejemplo, en la Corte Europea de Justicia (CEJ), en el caso Brita GmBH c. Hauptzollamt Hamburg-Hafen. Allí, la CEJ determinó que sólo los productos producidos en Israel, no en los territorios ocupados de Cisjordania, podían beneficiarse de los términos del tratado de libre comercio entre Europa e Israel. Los productos de los asentamientos, por ende, debían ser exportados al amparo del tratado de libre comercio entre Europa y la Organización para la Liberación Palestina.  Recientemente, además, la UE ha determinado que cualquier bien que provenga de los asentamientos israelíes debe identificarse como tal a fin de no beneficiarse de estas ventajas comerciales y no favorecer la consolidación de una política que es ilegal ante los ojos del mundo.

Israel, por su parte, considera que estas medidas son discriminatorias contra Israel e incluso que bordean con el antisemitismo. En palabras del propio gobierno israelí, “muy a menudo las condenas a Israel cruzan la frontera del criticismo válido y pasan al ámbito de la denigración, que puede ser considerado antisemita. (…) Un ejemplo significativo de doble estándar puede enconstrarse en los llamados a boicotear a Israel. Si tales llamamientos fueran parte de una campaña mayor en contra de los varios regímenes que violan groseramente los derechos humanos alrededor del mundo, Israel alegaría que su inclusión en tal lista no es legítima. Sin embargo, cuando sólo Israel es incluido en un boicot, se trata de una clara demostración de actividad antisemita”. La respuesta israelí a la determinación de etiquetado de la Unión Europea fue precisamente acusarla de haber discriminado a Israel mediante un boicot (y, por ende, bajo los términos de su propio gobierno, de haber sido antisemita).

Así, mi principal interrogante respecto a la propuesta de firmar un TLC con Israel del candidato Guzmán no sería si dijo o no dijo tal o cual cosa durante la entrevista. Mi pregunta sería más bien cuál es su posición respecto a los asentamientos israelíes en el territorio del Estado Palestino ¿Un hipotético gobierno de Guzmán estaría dispuesto a comprarse el pleito de los asentamientos? ¿O los aceptaría como parte del trato?

La pregunta es importante, porque si bien es cierto que el Perú e Israel tienen mucho que aprender el uno del otro, sobre todo en el ámbito de cooperación agrícola (básicamente, ¡cómo hacer que un desierto se vuelva fértil!) también es cierto que el Perú no puede cerrar los ojos a los asentamientos israelíes. No sólo porque sean ilegales, sino porque un buen socio no deja a sus socios cometer sus mismos errores; y el Perú, habiendo ya luchado contra el terrorismo y habiendo ya incurrido en sus propias violaciones al Derecho Internacional Humanitario, debería tener aún más cuidado en este tema.

El ejemplo que brinda Julio Guzmán (en China fusilan a sus ciudadanos) es insuficiente. El Perú sí debe condenar las violaciones a los derechos humanos de China, hacerlo no tiene por qué significar una ruptura total de relaciones comerciales (para eso tenemos un cuerpo diplomático), pero la crucial diferencia es que la aplicación misma del TLC con China no promueve ni fomenta que China “fusile a sus ciudadanos”. Un TLC con China no hace cómplice al Perú de ninguna violación de derechos humanos. En el caso de Israel, sin embargo, como dice Human Rights Watch, “los negocios en los asentamientos dependen y se benefician de la confiscación ilegal de terrenos palestinos y otros recursos llevada a cabo por Israel, y facilitan el funcionamiento y crecimiento de los asentamientos”. En otras palabras, beneficiar a los bienes que provengan de los asentamientos con tratos aduaneros preferenciales sí haría cómplice al Perú de una clara violación de las Convenciones de Ginebra y es algo que nuestro Presidente y su gobierno deberían tener muy en claro si es que pretenden negociar un TLC con Israel.

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s